¿Qué ocurre con el marketing de afiliación en tiempos de coronavirus?

Parece que, por ahora, el coronavirus ha venido para quedarse por lo que  tenemos que adaptar nuestra sociedad a la denominada “nueva normalidad”. Esto implica que el modelo de negocio de las empresas cambie, un apartado en el que podemos incluir el marketing de afiliación, puesto que los patrones de consumo han cambiado. Desde Afinia os explicamos cuáles han sido, son y van a ser los principales cambios en el sector.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el consumo online ha crecido a causa de la Covid-19. Esto se debe a que hasta que no ha llegado la desescalada todos los comercios, excepto los de primera necesidad han estado cerrados, por lo tanto, la única posibilidad que teníamos de adquirir algún producto que no estuviera en esos establecimientos era comprando por internet.

No obstante, algunos sectores online sí que se han podido ver perjudicados. Hablamos de, por ejemplo, las agencias de viajes, debido a que a causa de esta pandemia las personas han procedido a cancelar sus vacaciones. Si se trata de compañías que se encuentran en alguna red de afiliación, lo que pueden hacer es comunicarse con sus anunciantes y explicarles cómo será la política de las devoluciones, debido a que lo importante es que los clientes queden satisfechos con el servicio. De esta forma volverán a buscarnos cuando puedan viajar.

Otros negocios, tales como el retail o plataformas que venden un poco de todo como Amazon, en cambio, han visto crecer sus ventas durante esta época. Por lo tanto, esto nos confirma que los patrones de consumo en la ciudadanía han cambiado. Antes íbamos a las tiendas de ropa a comprar lo último de la temporada, pero ahora nos conformamos con adquirir algo cómodo para estar en casa por internet.

Entonces en afiliación… ¿qué es lo que debemos y no debemos hacer?

Si bien es cierto que la crisis generada por el coronavirus puede asustar, las empresas no deben reaccionar con impulsos. Parar de golpe una campaña de marketing de afiliación, por ejemplo, puede ser un error, puesto que se trata de estrategias a largo plazo, por lo tanto, más adelante, cuando la situación mejore, nos puede proporcionar buenos resultados. Además, se trata de campañas que tardamos mucho en planificar, es decir, si lo cancelamos de repente tiraremos a la basura muchos meses de trabajo.

Lo que sí podemos hacer es reconducir la estrategia que habíamos pensado en un principio para intentar salvar la campaña. Podemos enfocarnos en productos de alta demanda y en aquellos que pensemos que en un futuro también estarán muy solicitados. Para reconducir la estrategia inicial tendremos que mantener una comunicación fluida con nuestros anunciantes, puesto que es clave que ellos entiendan cómo se va a actuar de cara a esta nueva normalidad.

Otra cosa que podemos hacer como compañía es ofrecer información sobre el coronavirus a nuestros clientes. Puede ser contenido sobre la pandemia, pero enfocado a nuestro negocio. De esta forma los clientes o potenciales compradores pueden sentirse seguros adquiriendo los productos que ofrecemos.

Asimismo, debemos tener en cuenta que, de cara a la nueva crisis que se avecina, los clientes mirarán más su bolsillo y, por ello, es una buena oportunidad para ofrecer descuentos en los productos. Se trata de una forma para que los anunciantes puedan atraer a potenciales clientes.

En esta tabla resumimos lo que debemos tener en cuenta principalmente:

Lo que debemos hacerLo que no debemos hacer
Adaptar la estrategia de cara a esta nueva situación. Comunicación transparente entre responsable de la red de afiliación, anunciantes y empresas. Ofrecer descuentos en productos. Crear contenido de información de coronavirus adaptado a nuestros productos para nuestros clientes.Actuar con impulsos: cancelar campañas… Que no exista comunicación entre las tres partes involucradas: empresa de afiliación, anunciantes y compañías. No adaptar el modelo de negocio a los nuevos tiempos.

Entonces… ¿el marketing de afiliación es rentable en estos tiempos?

El marketing de afiliación es una forma de vender muy flexible, puesto que permite desde insertar banners en las páginas de los anunciantes hasta poner artículos dónde se hable de nuestra marca en diferentes blogs. Esto implica que, dependiendo de las necesidades del momento, el marketing de afiliación tendrá la respuesta que necesitamos.

Por su parte las redes de afiliación deben mantener un contacto permanente con anunciantes y compañías para ofrecerles todo lo que necesitan. Afinia Digital, por ejemplo, mantiene relaciones transparentes y permanentes con ambas partes para conseguir aumentar los beneficios lo máximo posible.

Otros artículos